Palacio de Viana (Córdoba) – Doce patios y un jardín

Lejos de la algarabía que en estos días se vive a la vera del Río Guadalquivir a su paso por Córdoba, vamos a visitar un palacio lleno de flores, de tranquilidad, de patios, de sosiego, de fuentes que nos refresquen en estos días en los que el sol ya despierta por derecho, el singular Palacio de los Marqueses de Viana, conocido en su primera época por ‘El Palacio de las Rejas de Don Gome’, y popularmente llamado ‘El Museo de los Patios’, ubicado en el conocido ‘barrio de los toreros’, el genuino Barrio de Santa Marina de Córdoba.

 

Retrato de Mª Carmen Pérez de Barradas, I Marquesa de Viana

Declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1981 y Jardín Histórico Artístico en 1983, este Palacio consta de La Casa, una edificación señorial, en la que descubres costumbres de la antigua aristocracia a través de la decoración, los tapices, los muebles, grandes colecciones artísticas, y el gusto por las continuas ampliaciones, fruto de los 18 propietarios que han pasado por ella a lo largo de la Edad Moderna y Contemporánea. Un paseo por las distintas estancias de La Casa te transporta a la época de máximo esplendor del Palacio de Viana.

Pero hoy, y viviendo aún en el mes en el que celebramos en nuestra ciudad el Festival de los Patios de Córdoba, centraré mis palabras en sus 12 Patios y el Jardín!  Dignos de un agradable paseo sensorial, están llenos de naranjos,  limoneros, buganvillas, rosas de pitiminí, geranios, pensamientos, gitanillas y damas de noche, entre otras plantas, fuentes, y curiosidades que os contaré a continuación, por supuesto, acompañada por una gran amiga que hizo que la visita se completase a la perfección 😉 ¡Gracias Isamisimi!


El Patio de Recibo y El Patio de la Cancela, son los patios que te dan la bienvenida y te despiden cuando visitas el Palacio.  Y te contaré alguna curiosidad sobre el primero:  está lleno de columnas y si divisas que falta alguna, te diré que fue quitada para permitir el paso de los carruajes al interior.    Acanto, dama de noche, palmera datilera, paragüitas, rosas de pitiminí y tejos son las plantas que podrás encontrar en ellos 🙂

El Patio de Los Gatos fue al principio el patio de servicio y también una vivienda de alquiler independiente del Palacio, y ¿sabéis que puede ser el patio de vecinos más antiguo de Córdoba?  Gitanillas y pericón son las plantas que te darán la bienvenidas aquí!

 

Lo primero y lo último que encuentras al entrar en El Patio de los Naranjos es una fuente, agua, flores y frutas, y más agua, lo que nos trae al recuerdo la época musulmana, ¿sabes que los naranjos que hay en este patio son centenarios?  Calas, glicinias y naranjos amargos te embriagarán aquí.

El siguiente patio, El Patio de las Rejas, es junto a otro que veremos a continuación, el único que da al exterior.  Las rejas dan nombre a la calle a la que asoman, Las Rejas de Don Gome, y ¿sabéis que las rejas se instalaron con el fin de que los vecinos pudieran apreciar el señorío y poder de sus dueños?  Bergamota, centaurea y cinerario híbrida encontrarás aquí!

El Patio de la Madama, un patio más simple y sobrio, ya que apenas destaca por el color de sus flores, pero uno de los que más me sedujo, quizá por la seriedad de los cipreses dispuestos sobre la ninfa que preside su fuente, ¿sabes que en la mitología griega las ‘náyade’ eran las ninfas de agua dulce? Cipreses, jazmines y senecios te esperan!

Y nos adentramos en El Jardín, moda de la época de contar en casa con una gran zona verde;  ésta en concreto, con más de 1200 metros cuadrados en mitad del Barrio de Santa Marina, un lujo para el dueño que lo concibió y para los vecinos que habitan ahora la zona.  ¿Sabías que la técnica de riego utilizada hoy en día es la heredada de cuando se diseñó el jardín?  Antigua técnica árabe por cuyos canalillos pasa el agua desde la alberca.  Boj, encinas, lirios y magnolios bravíos, majestuosas plantas dignas de su ubicación en el Palacio.

 

A continuación nos encontramos con el Patio de la Alberca, tratándose del patio más modesto del Palacio.  Este, junto al Patio del Pozo y los Jardineros, eran patios del servicio, y cuenta además con un invernadero.  ¿Sabías que en esta alberca se oxigena el agua proveniente del pozo antes de usarse para el riego?  Laurel y crisantemos ¡me encanta esta mezcla de plantas junto a la alberca! 🙂

El Patio del Pozo, antes llamado Patio de la Noria, presidido por un pozo, dicen de él que es el verdadero protagonista de todo el Palacio, es el que sirve el agua proveniente del Arroyo Colodro a todos los patios y fuentes.  ¿Sabes que la III Marquesa de Viana dotó este lugar de flores y plantas para darle la importancia que requería?  Buganvillas y tuyas aquí… 🙂

El Patio de los Jardineros recibe el nombre por el cuarto donde guardan los jardineros sus utensilios, aunque antiguamente se llamaba El Patio de los Perros.  Me gustó mucho la puerta que da acceso, la ventana que encontramos justo al lado y el gran muro cubierto de celestina.  Una vez más, una fuente lo preside.  Celestinas y hierbas de los elefantes encontrarás aquí!

Y justo al fondo del mismo, puedes entrar a un salón a través de una opaca cortina, aquí descubrirás el mundo floral del palacio a través del olfalto,  todas las esencias de las plantas y flores que existen aquí, olfateando cajitas de madera, Viana Essence! 🙂

El Patio de la Capilla es una invitación al silencio.  Con unos frondosos naranjos que dan sombra a todo el patio, lo rodean distintas columnas que dan acceso a la capilla que da nombra a este patio, siendo uno de los principales del Palacio.  Llama la atención la muestra de piezas arqueológicas repartidas por el mismo.  Clivia, costilla de Adán y helechos encontrarás en él!

 

Llama la atención en el Patio del Archivo, uno de los patios más interiores del Palacio, el contraste blanco de la cal y azul pintado de las ventanas y puertas, tan típico de nuestros antepasados árabes.  Mandarinos y violetas lo habitan, alrededor de su fuente 🙂

Hay un patio más, el Patio de las Columnas, que desde hace varias décadas es utilizado como escenario para eventos y espectáculos, recreaciones teatrales, música y danza.  Si puedes, haz coincidir tu visita con uno de estos eventos, es un lujazo para los sentidos, cuando, al caer la noche en primavera, se oyen melodías aflamencadas, por ejemplo, con el ruido lento y acompasado del agua de sus fuentes.  Y, normalmente, en el Palacio, también puedes disfrutar de una original visita guiada llamada ‘Un musical de Palacio’, donde los primeros marqueses de Viana te acompañan, con zarzuela de fondo, en un recorrido por sus cinco siglos de historia!

En nuestro recorrido por los patios y el jardín del palacio, a veces cruzas pasillos de piedra donde hay detalles que me llamaron mucho la atención, azulejos escritos en algunos de sus patios por poetas cordobeses, decoración que nos recuerda a otras épocas, y llamativos cuadros adornando las paredes.

    

5 Siglos, 12 Patios e infinitas sensaciones, así se presenta y así es. ¡Gracias una vez más por estar ahí y leerme! Y si te gusta, ¡compárteme para que todos tus amigos se enteren! 🙂

Localización:  Plaza de Don Gome, nº 2 – 14001 Córdoba

Anuncios

¡Petruska espera tu opinión sobre sus rutas!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s