El Jardín de Elena. Un jardín en el museo, un museo en el jardín – Real Jardín Botánico de Córdoba

Y cuando crees que lo conoces todo de un lugar, vas y descubres un proyecto tierno, mágico, lleno de vida, de plantas y de arte, ¿quieres descubrirlo conmigo?

Imagino que ya conocéis el Real Jardín Botánico de Córdoba y, también, que cuenta con museos de Paleobotánica o Etnobotánica, y que parte de sus más de siete hectáreas están dedicadas a un jardín tacto-olfativo, una rosaleda o un bosque en miniatura.  Seguramente habréis oído hablar de su escuela de botánica y de sus invernaderos con plantas de todas las partes del mundo y, por supuesto, del homenaje que le hacen al ‘patio cordobés’, dedicando una zona a cultivar las plantas que podemos encontrar en estos ricos espacios de flores y cultura y que en mayo se visten de gala para que los visitemos.  Y por mis constantes visitas, conoceréis la cantidad de talleres educativos y muy divertidos que, cada semana, se imparten para nuestros pequeños.  Y todo ello, regado por las aguas del Río Guadalquivir.  Pero aún hay más, y desconocido para mí hasta hoy.  Hoy escribiré sobre ‘El Jardín de Elena, un jardín en el museo, un museo en el jardín’.

A primeros de Marzo, este Real Jardín celebró la Semana de las Mujeres en la Ciencia con distintas actividades para poner en relieve la importancia de las mujeres en la investigación.  Entre ellas, hubo una que me llamó especialmente la atención, el Café con Ciencia del jueves 9 de Marzo, en el que se trataría de Arte y Botánica para, después, acabar con un Taller sobre Mujeres en la Jardinería.

Comenzamos la jornada con un saludable desayuno y una pequeña charla impartida por el Prof. Alfonso Jiménez, de la Unidad Técnica del Real Jardín Botánico de Córdoba.  Nos explicó cómo, en las obras de arte, las plantas pasan de ser solamente un adorno a convertirse en un elemento de gran valor explicativo, un elemento que nos acerca a entender mejor al artista y la obra, y refleja la forma de pensar de un movimiento artístico determinado, o la sociedad de su época.

Después de esta breve charla, pasamos a descubrir ‘El Jardín de Elena’ paseando por nuestro Real Jardín.  En este recorrido arte-botánico, pudimos ir descubriendo plantas, árboles o flores, acompañadas de las famosas obras de arte pictóricas donde aparecen, siendo protagonistas o, simplemente, formando parte de la obra.  Hoy os enseñaré sólo parte del recorrido, que disfruté de lo lindo en una de las primeras mañanas soleadas del mes de marzo, rodeada del suave soniquete del Río Guadalquivir.  🙂


‘Los Almendros en flor’ de Darío de Regoyos y Valdés.  Un cuadro impresionista en el que aparece una mujer paseando entre almendros en un día soleado, almendros flanqueados por varias copas de cipreses.  El título del cuadro ya contiene el elemento vegetal que, en nuestro Jardín, también está ubicado justo delante de verdes pinos:  el almendro.

‘La huida a Egipto’ de Abraham Bloemaert.  Este cuadro representa a la Virgen con el Niño y San José cobijados junto a un frondoso y monumental árbol, una higuera, que tradicionalmente se cultiva en el mediterráneo y suroeste de Asia, y que no alcanza más de 10 metros de altura.  La higuera de nuestro Jardín es el árbol más antiguo del mismo y ha estado ahí incluso antes de que se creara como espacio visitable!

‘Patio interior, Sevilla’ de Manuel García Rodríguez.  El autor nos describe un patio sevillano en un soleado día, rodeado de buganvilla, geranios y claveles, crisantemos y palmeras.  El patio de nuestro Jardín es una pequeña muestra de la gran variedad de especies vegetales que existen en los típicos patios, especialmente cordobeses.  Flora autóctona, pero también originaria del mediterráneo oriental, africana, o del lejano oriente.  El cuidado y manejo de todas estas plantas de patio, constituye hoy en día un importante legado cultural, conocimientos que han pasado de generación en generación y de los que podemos disfrutar cada mes de mayo en nuestra ciudad.

  

‘La Buenaventura’ de Julio Romero de Torres.  Hay varios detalles que identifican a Córdoba en esta obra, la casa y fuente de la Fuenseca, el Palacio del Marqués de la Fuensanta del Valle o nuestro famoso Cristo de los Faroles.  Pero también es un naranjo el elemento vegetal que nos muestra el autor como  identificativo de su ciudad natal.  A pesar del origen asiático del naranjo, nadie puede negarme que los naranjos forman parte de la cultura e historia de Córdoba.  ¿Quién al pasar por el Patio de los Naranjos de la Mezquita en primavera no ha sentido como propio el olor a la flor de azahar?  En nuestro Jardín, cómo no, la obra de nuestro pintor más conocido, se ubica justo debajo de este cargado naranjo.

 

‘Lavando en el patio’ de Manuel Wssel de Guimbarda.  En este cuadro, su autor nos muestra una escena cotidiana de una familia, el día a día de un patio de vecinos.  Las plantas que nos presenta esta obra, son plantas usadas por el ser humano con fin culinario, medicinal, ornamental o en la cosmética a lo largo de la historia.  En nuestro Jardín, el Prof. Alfonso nos explicó un poco sobre ellas y pasó la palabra a su compañera Auxi quién, muy amablemente, nos explicó el uso de las mismas en nuestro día a día, ¡muy interesante y práctico! 🙂

 


Los primeros coletazos de este proyecto surgieron entre este Jardín y el Museo Arqueológico de Córdoba para, posteriormente, ampliarse con el Conjunto de Medina Azahara y el Museo de Bellas Artes, todo ello de la mano de la divulgadora Elena Moreno Barroso y, por cuya memoria, lleva su nombre.  Ella fundió arte y botánica, descubrió una nueva forma de disfrutar de grandes obras pictóricas siguiendo los elementos florales presentes en ellas.   Y tuvo tanto éxito que se incorporaron seguidamente el Museo Carmen Thyssen de Málaga y el Jardín Botánico-Histórico de la Concepción.

¿Te ha resultado interesante? ¿Quieres saber más sobre ‘El Jardín de Elena’?  Te invito a que te acerques a conocerlo en vivo y en directo, pero, como adelanto y para ir abriendo boca, aquí te dejo el enlace con más información y un paseo virtual!

Y ahora quiero añadir un GRACIAS DE CORAZÓN  a la Profa. Elena Moreno Barroso por mezclar tan inteligentemente el arte de la pintura y el arte botánico y acercárnoslo de esta brillante manera 🙂

Adelante, entra, descubre, visítalo, estamos en primavera, es buena época para ello, y sorpréndete en cada nueva visita, porque, como dijo el Prof. Alfonso en su presentación, éste es un proyecto vivo, abierto y cambiante!  Y si te ha gustado mi humilde entrada sobre este proyecto tan espectacular, coméntalo y compártelo con tus amigos! ¡Millones de gracias amigos ruteros petruskeros! 😉

Localización:  Avenida del Linneo, s/n, 14004 (Córdoba)

 

 

Anuncios

¡Petruska espera tu opinión sobre sus rutas!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s