Destino 6 – L’Escala, Costa Brava (Gerona) – 1ª parte

Hay muchas personas e historias que me unen al Alt Empordá, a preciosos municipios como Llagostera, L’Estartit, Cadaqués, Empuria Brava, Rosas, Figueras, San Martín de Ampurias o L’Escala;  y de ésta última os hablaré hoy, porque la visito mucho, porque hace ya mucho tiempo que gran parte de nuestra familia emigró a tan bonita zona de la provincia de Gerona.  Un pueblo que quizá conozcáis por sus famosas anchoas!

Podría hablaros de todas sus playas y preciosas calas, la Playa del Pueblo, la Cala ‘Port d’en Perris’, la Cala de Montgó, de Riells, y todas las de Empúries, podría escribir sobre las callejuelas y casas de piedra, del puerto o de la cantidad de turismo que en verano llega hasta aquí.   Hay tanto que ver, que contar y que sentir, que este bello pueblo de pescadores será merecedor de varias entradas en mi blog, aquí os dejo la primera, prepárate y… ¡camina amb mi!

Un desayuno catalán, con aire andaluz.  Uno de mis delirios son los desayunos, así que os voy a enseñar dónde lo suelo tomar el primer día de cada uno de mis viajes a La Escala, un lugar dónde repongo fuerzas, y refuerzo lazos familiares.  Bienvenidos a… Pastelería Hypnos!

La Escala

Situada en la Avenida de Girona, su nombre lo eligieron sus dueños, Vicente y Loli, en honor a la famosa pieza romana del Dios del Sueño, tallada en bronce y descubierta en las ruinas romanas de ‘El Ruedo’ de Almedinilla, en Córdoba, de donde remanecen.  En esta pastelería disfrutas tanto de lo dulce como de lo salado, croissants, salchichón de payés, hasta buenos roscones de reyes, pues en este viaje, estábamos en época de comerlos! Todo hecho con ingredientes de primera, y la experiencia que otorgan más de cuarenta años trabajando en este sector, muchas noches amasando para que bien tempranito podamos disfrutar nosotros de estas obras de arte!  Si andáis por la zona, pasad por allí, disfrutad de un buen café y comentadles que seguís a Petruska, seguro que les provocáis una buena y familiar sonrisa! 🙂

La Escalapasteleria hypnosipasteleria hypnos pasteleria hypnos pasteleria hypnos pasteleria hypnos

La EscalaLa EscalaLa Escala

Sal y anchoa, historia, fábrica, degustación.  No os podría decir la de veces que he pasado por delante del ‘Museo de l’anxova i la sal’, pero ha sido este año cuando me he decidido visitarlo.  Está situado muy cerca de las playas de Ampurias y me acompañó un amable jovenzuelo, primo de Petruskina, que fue de mucha ayuda, pues hizo su trabajo de traductor catalán-castellano como un verdadero profesional… ¡gracias Marcos! 😉

dscf4845

El conserje del museo, además, me prestó una guía en castellano y me dio una breve explicación de las dos exposiciones vigentes, una temporal, dedicada al vino, y la permanente, de la anchoa y la sal.  Lo primero que hicimos fue pasar a una sala y ver un video con información sobre el pueblo y todo el proceso de salazón de la anchoa desde sus comienzos, para, después, visitar la sala donde están expuestas todas las herramientas y útiles antiguos usados, sus tradiciones de pesca y la historia de este oficio, que desde el año 1847 ya contaba con 10 fábricas de salazón en el pueblo, que entonces se situaban cerca de la playa del pueblo.

La EscalaLa Escala La Escala La Escala

Dos fiestas, la de la Anchoa, que se celebra el 1 de octubre, y la de la Sal, que se celebra el tercer sábado de septiembre, mantienen presente este oficio que desde el año 1987 lleva por bandera su Denominación de Origen, que certifica la salazón tradicional y que distingue su excelencia por todo el mundo.  En estas fiestas se conmemora el origen y la historia de pescadores y saladores, participando en degustaciones, bailes o haciendo menciones especiales a algún prestigioso vecino de La Escala que difunda la historia de la anchoa.  Destaco la ofrenda de sal que el pueblo invitado cada año ofrece al pebetero de la Sal de las Culturas como símbolo de Amistad, Paz y Respeto por la Madre Tierra.

La Escala La Escala

Alfolí de la Sal ( histórico edificio del S. XVII donde se almacenaba la sal, hoy reconstruido como sala de exposiciones, al lado de la Playa del Pueblo)

¿Os ha parecido interesante conocer un poquito de su historia?  Pues ahora quisiera llevaros a una de las fábricas de elaboración de anchoa más conocidas en La Escala:  ‘Anxoves El Xillu’.  El amable dueño de la fábrica, un chaval llamado Marc, nos dejó entrar y fotografiar cómo es la laboriosa faena de la anchoa, aún ancestral (se dice que se mantiene la misma técnica de conservación de la anchoa desde hace más de 2000 años), y por mujeres, como antiguamente, pues se consideran más cuidadosas en el trato y manipulación de este exquisito producto.  Un pescado de sabor potente pero bocado delicado y que a mí me encanta.  Historia, elaboración y… ¡a degustarlas en la mejor mesa! y cómo no, de la manera más tradicional catalana:  con pan y tomate!

La Escala  La Escala

La EscalaLa Escala

La Escala

Fue a principios del Siglo XV cuando un grupo de pescadores construyó unas cabañas en la llamada ‘Playa del Pueblo’, para más tarde convertirlas en casas, y dónde destacaba el edificio de L’Alfoli (un poco más arriba os he dejado una foto).  Con ayuda de la viña, la pesca y la salazón de la anchoa pasó de ser una barriada de Sant Martí d’Empuries a convertirse en el municipio independiente que es hoy.  Un pueblo con detalles que lo convierten en único,  siempre hay algo bonito de ver, algo que hace interesantísimo tu paseo! Me encanta mirar la desembocadura en el mar de unas cuántas calles de la zona antigua del pueblo, todas con destino en alguna de sus bonitas playas.  La Playa del Pueblo es una pequeña playa de arena dorada y zona infantil, de la que destaco su ‘silla anfibia’ para el baño de personas discapacitadas.

La Escala

  La Escala La Escala20161227_131330

img-20170103-wa0067 img-20170103-wa0078

img-20170103-wa0068 img-20170103-wa0074

Tantas playas tiene La Escala, como rincones gastronómicos que descubrir.  A pie de  ésta misma playa de la que os he hablado, se encuentra el Restaurante El Grop, digno de ser visitado!  Un lugar donde hacer una relajante parada, con detalles decorativos que me encantaron.  Parece gente joven, pero con un buen trato profesional y con un servicio excelente!  Paramos a tomar una cerveza y pedimos algo para picar.  Carmen, su gerente, nos aconsejó sentarnos en la parte alta, un rincón recogido y en el que estuvimos muy agusto.  Rollitos de verduras caseros con salsa agridulce, pulpo o boquerones con aceite, ajo y perejil;  platos bien presentados y de exquisito sabor, y a buen precio, acorde con el lugar, ¡repetiremos!

20161227_132341 20161227_135427 20161227_13234920161227_135226 20161227_133806

Si seguimos paseando al borde del mar, llama la atención el monumento en bronce situado en el Paseo Marítimo Lluís Albert.  Once esculturas a tamaño natural que componen todo el conjunto de instrumentos de una agrupación típica catalana.

La Escala

Y, aprovechando la situación de estas esculturas, me gustaría contaros una curiosa historia de una escritora catalana, Caterina Albert, hija de un antiguo alcalde del pueblo que da nombre a este paseo y cuya casa familiar se encuentra justo enfrente de la orquesta-escultura.  Según me cuenta una cordobesa afincada en esta tierra y que mucho tiene que ver conmigo, Caterina Albert, nacida en La Escala en el Siglo XIX, fue una mujer que desde bien joven comenzó a pintar y a escribir, buscando la individualidad de la mujer y ensalzando la lucha de ésta en la sociedad de la época.  Su obra se dio a conocer en los Juegos Florales de Olot de 1898 con ‘El llibre nou’ y ‘La Infanticida’;  éste último, un monólogo que causó un gran escándalo por el tono en el que estaba escrito pero, sobre todo, porque había sido escrito por una mujer!  Y así, desde entonces, siempre firmó sus obras con el pseudónimo ‘Víctor Catalá’, personaje de una de sus novelas.

La Escala

Y habiendo estado en esta tierra por época navideña, no puedo terminar mi entrada sin contaros la historia del famoso ‘Tronco de Navidad’ o ‘Tió de Nadal’!  Es un tronco de leña que, desde el inicio del período navideño, forma parte de la decoración de cada hogar y, cada noche, los niños suelen dejarle comida y lo tapan con una manta para que no pase frío.  Cuando llega la Nochebuena, todo se prepara para comenzar la ceremonia en la que se hará que el tronco ‘cague’ regalos para los pequeños, los cuáles lo golpean mientras cantan ‘… Caga, tió, ametlles i torró…’ (…caga tio, almendras y turrón…).  Antiguamente, al finalizar la Navidad el tronco se quemaba.  Ahora se suele guardar para el año siguiente.  ¡Petruskina tiene pendiente traerse uno para Córdoba!

Tió de NadalTió de Nadal

Ya puedes pasear por el casco antiguo, los alrededores, o por los barrios residenciales, siempre encuentras algo bonito que ver y muchos paseos de los que disfrutar.  Si te ha gustado mi primera ruta por La Escala, coméntala y compártela con tus amigos y, estate atento, porque más pronto que tarde, el viento turbulento de esta zona costera, la tramontana, volverá a dejarme varada en este bello pueblo pesquero de la Costa Brava, para poder enseñaros un poquito más de mi rincón más familiar del Alt Empordá! ¡Gracias! 🙂

Una curiosidad… ¿te has preguntado alguna vez qué significa la palabra tramontana?  Pues yo te lo diré, este vocablo proviene del latín y significa ‘de más allá de las montañas’ 😉

La Escala

Nieve, bosque y mar en La Escala

 

Anuncios

¡Petruska espera tu opinión sobre sus rutas!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s