Casarabonela, ‘Tierra de Moriscos’ (Málaga)

¿Has oído hablar alguna vez de Casarabonela?  Es un blanco y bello pueblo de la sierra de Málaga que conocí gracias al evento ‘A Una Hora de Málaga’, ¿sabes de qué trata este proyecto?  Si lees hasta el final de mi entrada, también lo descubrirás… 😉

Se cuenta de este pueblo que allá por época árabe se llamó Qasr Bunayra y que se construyó en desnivel sobre la falda de la Sierra de las Nieves, que está integrada en el Parque Natural del mismo nombre, y ha sido declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco.

La hermosa y singular composición de sus calles, estrechas y muy empinadas, hizo que algún famoso humorista comentara alguna vez ‘que sus calles tienen tanta finura que reciben a los forasteros de pie‘.  Y, ciertamente, pocos son los coches que pueden pasear por ellas 😉

  

Pero el encanto de un paseo por sus calles no sólo reside en la morfología de las mismas, también llama la atención las ‘hornacinas’ que las adornan;  unos pequeños huecos excavados en la pared, repartidos por fachadas y esquinas del pueblo, que contienen imágenes religiosas adornadas con velas y flores.  Se cuenta que aparecen a partir del Siglo XV y se creen debidas a la separación de árabes y cristianos tras la Reconquista.

Y en uno de esos paseos por sus calles, nos topamos con la Iglesia de Santiago Apóstol que se construyó sobre una antigua mezquita del Siglo XV y que tenía un cementerio contiguo que dejó de usarse como tal allá por el Siglo XVIII.

Y es en esta iglesia donde culmina procesión de una de las Fiestas Declaradas de Interés Turístico de AndalucíaLa Fiesta de los Rondeles 🙂  Cada 12 de diciembre, caiga en el día que caiga, la Virgen de los Rondeles es llevada desde la Ermita de la Veracruz hasta la iglesia, con todas las luces del pueblo apagadas, solo iluminada por el fuego que desprenden los capachos de esparto que se usaban para moler el aceite y cuyo significado es el del agradecimiento a la Virgen por la cosecha obtenida, y acompañada del sonido de instrumentos típicos de este pueblo.

 

Y una vez, tuvo un importante Castillo de origen árabe de los que quedan varias torres y algunos restos de muralla, y que está declarado Bien de Interés Cultural.  Se ha aprovechado la zona donde existió y se ha convertido en un Mirador Turístico para que todos podamos disfrutar de las bellas vistas sobre del pueblo y el valle.

Es llamativa la cultura del agua que este pueblo posee y que no nos debería extrañar, dado su origen islámico.  En las distintas fuentes que encuentras por el pueblo, están representadas escenas relacionadas con la historia de Casarabonela, sus tradiciones y costumbres.

Y… ¿tendrá algo que ver la importancia del agua en Casarabonela con las plantas que habitan en el Jardín Botánico Mora i Bravard situado a la entrada del pueblo?

Este bello jardín está dedicado al cactus y otras plantas suculentas, que son las que almacenan mayor cantidad de agua en su interior, pudiendo así vivir en lugares áridos y secos donde otras no podrían hacerlo.  Se trata del jardín más grande de Europa y aquí puedes encontrar más de 2500 especies de zonas tropicales y subtropicales de todo el mundo. Fue donado al pueblo por un matrimonio enamorado de este tipo de plantas a cambio de que se les garantizara la permanencia del legado.

¿Sabéis que la planta de la imagen es un espárrago gigante?

Hay algunas plantas de formas muy originales, que cambian de color o que están nombradas popularmente de forma muy divertida, como ‘la cabeza de viejo‘ o ‘el asiento de la suegra’ (las suegras, como siempre, son blanco de bromas) 😉  También hay muchas amenazadas y en peligro de extinción, y que sólo podrás disfrutar si haces este recorrido por diferentes continentes y países del mundo, sin salir de este Jardín 🙂

 

Aquí también se realizan actividades educativas, conferencias y celebraciones, puedes adquirir semillas o plantas para tu casa y hasta posee una terraza donde parar para refrescarte, disfrutar de las vistas hacia Casarabonela, o degustar platos típicos de la zona.  Nosotros fuimos agasajados con varios de ellos, dignos de mención:  el siempre apetitoso tomate de origen malagueño, una sabrosa morcilla con pistachos, o los frescos albaricoques regados con naranja, miel y semillas 🙂

No puedo dejar de hablar del Jardín sin mencionar a Baltasar, un campechano vecino de Casarabonela que no dudó en desplazarse hasta allí para invitarnos a descubrir el laborioso oficio del esparto y que desde bien pequeño trabaja.  Nos contó que, junto a su mujer, intentan mantenerlo vivo, y forman un buen equipo.  Además, el amable Baltasar nos deleitó con una copla que se llevó la ovación de todos los presentes 🙂

Baltasar ‘espartero desde chico y cantaor aficcionado’

Y a continuación, os mostraré un lugar imprescindible para comer cuando visites este pueblo, porque este pueblo no sólo presume de cultura e historia, también de exquisitos productos gastronómicos que pude descubrir en la Cervecería 🍅 Algo de la mano de Juan y su equipo 🙂

Tan original es su nombre como ricos fueron los platos que probamos.  Un buen tomate malagueño ‘aliñao’, una riquísima ensaladilla, croquetas de sabores variados, y un sin fin de exquisitos productos a cual más rico, para finalizar con una tarta de queso, arándanos y galleta y unas peras al vino con piñones, de toda la vida… Todo ello, junto al buen trato de sus dueños, hacen de la Cervecería 🍅 Algo un lugar gastronómico imprescindible en tu visita a Casarabonela 🙂 ¿que no estáis convencidos?  Pues poned especial atención a las imágenes que os dejo más abajo… 😉

  

La también llamada ‘Tarifa malagueña’ es esto que os he contado, pero también es su gente entrañable y muchos otros preciosos lugares que podrás descubrir cuando la visites.  Y no daré por finalizado mi escrito sin corroborar lo que una vez dijo aquél humorista… verdaderamente las calles nos recibieron en pie, y también su gente, sencilla y afectuosa, que se entregan y entregan su historia, cultura y gastronomía de una manera tan exquisita y atrayente, que te hacen sentir tan ‘moriscos’ como aquellos que allí nacieron 🙂

¿Te ha gustado conocer Casarabonela, su Jardín Botánico y la ‘Cervecería 🍅 Algo’ a través de mi ruta? ¡Pues compártela! ¡Que es gratis! 😉

¡¡Mil gracias amigos petruskeros y hasta la próxima!!

Mi agradecimiento:

Descubrir Casarabonela no hubiera sido posible sin la invitación de los promotores del Proyecto ‘A Una Hora De’.  ¿Conoces esta iniciativa de los Centros Guadalinfo para la dinamización turística de Andalucía?

Pues os contaré que, un buen día, a un inquieto e ingenioso currante del Centro Guadalinfo de Lora del Río (Sevilla), se le ocurrió la brillante idea de descubrir al mundo los bellos rincones del entorno rural andaluz, aprovechando el impacto que las redes sociales e internet tienen hoy día en la búsqueda de destinos turísticos.  Descubrir al mundo el rico patrimonio gastronómico, natural y monumental que poseen nuestros pueblos, aldeas y pedanías pero que, por estar alejados de la capital o ubicarse ‘a una hora de’ la misma, no son muy conocidos 😉

Y cuando una idea es brillante y se transmite de forma noble y con el corazón, todos los astros se alinean a favor y sucede lo inimaginable:  agentes participantes, patrocinadores, ayuntamientos, comercios y los pueblos en general, se vuelcan para que los que allí llegamos podamos contar al mundo lo mucho que ese lugar tiene para ofrecer, transmitiendolo a través de artículos, fotografías, vídeos, prensa, cientos de publicaciones en facebook, miles de tweets o millones de impresiones, impactos y trending topics.  Y todo bajo el hastag #Aunahorade 🙂

Este es mi humilde agradecimiento a David, ese currante incansable, pero también a todo su equipo y compañeros de Guadalinfo-Málaga, y a todos los ‘influenciadores’ que voy conociendo a lo largo de estas rutas y, por supuesto, a todos mis compañeros de AndalucíaTB con los que las comparto… ¡sois todos estupendos e incombustibles! 🙂

¡¡GRACIAS!!

 

 

Anuncios