La herencia más placentera de Al-Ándalus – Bienvenidos a Hammam Al-Andalus de Córdoba

Nunca he escondido mi fascinación por la herencia que el mundo árabe dejó en Córdoba.  Es a cada paso que doy por mi ciudad cuando caigo en la cuenta de lo afortunada que soy de poder vivir aquí, capital de Al-Andalus hace más de mil años.  Heredera de un laberinto de casas en torno a un patio, callejuelas estrechas, heredera del arte de la filigrana, una laboriosa forma de joyería que se asemejaba al encaje;  no me puedo olvidar de la rica herencia culinaria, como las albóndigas, el azafrán o incluso el ceremonial a la hora de la mesa; y su herencia monumental, con Medina Azahara a la cabeza y cuya entrada en mi blog os dejo por aquí: La Ciudad Perdida del Califato Omeya 

Los andalusíes eran amantes de los placeres de la vida, si, no nos cabe duda, sonadas eran sus costumbres alrededor de la música, la poesía o la comida, pero hoy voy a hablaros de la herencia más placentera que nos dejó Al-Andalus: el hammam y la cultura del agua 🙂

حمام

(hammam)

El ‘hammam’ era un balneario público que no sólo cumplía una de las normas más importantes de Al-Andalus (la higiene del cuerpo), también  servía de momento de relax y descanso.  Los musulmanes de la época ya creían en el potencial del agua como causante de un estado de relajación y bienestar especiales, y en esa época ya se contabilizaron más de 600 baños árabes en esta ciudad.  Hoy en día tenemos la suerte de poder disfrutar del ritual, de la esencia y de la cultura del agua en Córdoba como lo hacían nuestros ancestros, en el Hammam Al-Andalus, situado muy cerca de La Mezquita, en el Barrio de La Judería.

En un antiguo edificio reconstruido, el atento equipo del ‘hammam’ te da la bienvenida en recepción, junto a un patio contiguo, lleno de macetas y un bonito rincón que incita al relax… 💚

Después, eres acompañada a un salón donde puedes tomar un té de jengibre y canela, leer poesía o, simplemente, ir relajando mente y cuerpo mientras escuchas una agradable melodía.  Y a partir de ahí, comienzas a rodearte de columnas, arcos, lámparas de tenue luz o esencias usadas en la antigüedad, que no hacen más que engrandecer el momento.

 

‘Emerge’, ‘Mimma’, ‘Midra’, ‘Renax’, ‘Akwalm’ o ‘Amawa’, hay muchos programas para vivir el ‘hammam’, todos de diferente duración, incluyendo masaje o sin él, pero hoy vamos a descubrir el nuevo concepto ‘Viajero Hammam’, formado por cuatro ciclos en los que se extrae lo más positivo de cada una de las cuatro estaciones del año  ‘…hay en cuatro ciudades un jardín de agua y sombras, donde es posible emerger a salvo del torbellino diario. Donde es posible emprender un camino que está dentro de ti...

 🌺 🌞 🍁 ❄️

Dependiendo de la estación del año en la que os encontréis, esa es la experiencia que viviréis.  La que nosotras probamos se llamaba ‘ERES OTOÑO’ ¿te gustaría saber más sobre ella? 🍂🍂🍂🍂

‘…hay un viaje para el que no es necesario preparar sino parar. Es el momento de desprendernos de lo que nos sobra: de la presión del tiempo, del ruido, de las preocupaciones… y otoño es su primera estación. Es el momento de comenzar este viaje. Vaciemos la maleta…’

Tal cual los árboles se despojan de sus hojas secas en otoño, con un rito sencillo y natural, anotamos nuestros miedos, preocupaciones e inseguridades en un papel, y tras un lavado de manos, comenzó un auténtico viaje a un maravilloso mundo de relax y sosiego total, con una continua melodía de fondo, con el olor de distintas esencias de aceite (rosa, azahar, lavanda y ámbar rojo) y con el ‘hammam’ para nosotras solitas… así comenzó una sublime experiencia sensorial 😉

El ‘hammam’ lo forman salas con termas de agua de diferente temperatura, todas ellas de poca profundidad y con la medida perfecta para estar sentadas.  La primera parada se hace en la piscina de agua templada, donde junto al sonido de pequeñas campanitas comienza la magia… (no haré más spoilers de la cuenta y dejaré que seáis vosotros mismos, en vuestras futuras visitas, quiénes descubráis algunas cosas más 😉 ) A partir de ahí, comienza el momento del baño y eres libre de visitar tantas veces como quieras cada una de las piscinas.

Al entrar en el ‘hammam’, en la primera estancia te encuentras con dos bañeras de agua muy fría (aconsejada al final del recorrido).  A continuación, la piscina de agua templada es cuadrada y está rodeada por filas de columnas y cortinas, tras ellas, está la zona de masajes, con un equipo de grandes profesionales, de los que recibirás el ‘masaje otoño’ (con una sensitiva combinación de envolturas de diferentes hierbas, semillas y aceites esenciales).  Una bonita decoración, al más puro estilo árabe:  columnas, arcos, esencia de azahar… En una pequeña sala contigua, encontrarás las bañeras de agua caliente separadas por una fuente iluminada y, para terminar, al lado de las termas de agua caliente, se sitúa la sauna.  Y siempre, siempre, encontraréis en cualquier rincón, en mesitas bajas plateadas, una tetera para tomar una infusión y completar este momentazo 😉

 

Partiendo de que la relajación absoluta la encuentras cuando comprendes que la relajación absoluta no existe, en estos baños encontraréis… algo más de dos horas de paz y aguas en calma, algo más de dos horas de tranquilidad y mente en blanco, algo más de dos horas de concentración y serenidad, de un silencio que te invita a parar el ritmo, a reducir la marcha vital, a soñar.  Y, aunque todos sabemos que el mejor rincón para encontrar la paz es nuestra mente, Petruskina y yo  podemos asegurar que el mejor rincón de Córdoba para encontrar la calma necesaria en cualquier momento del día, de la semana, del mes o del año, está aquí, en Hammam Al Andalus Córdoba 🙂

‘Firma de Petruskina en el libro de visitas’

¿Os ha gustado nuestra nueva entrada? ¿Conocíais estos baños árabes? ¿Sabéis que también podéis disfrutar del ‘hammam’ en familia? Siempre consultando la edad con el equipo de reservas antes de acudir.  ¿Os ha parecido interesante lo que os he contado? A Petruskina y a mí muyyyy interesante y muyyyy relajante 😉 Si os ha gustado leerla, compartidla para que todos vuestros amigos se enteren y si estáis interesados en visitarla, más abajo os dejo el enlace a su web 🙂 ¡Gracias!

Localización de Hammam Al Andalus Córdoba:  Calle Corregidor Luis de la Cerda, nº 51 – 14003 (Córdoba)

 

2 comentarios en “La herencia más placentera de Al-Ándalus – Bienvenidos a Hammam Al-Andalus de Córdoba

¡Petruska espera tu opinión sobre sus rutas!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s